Decálogo del espeleólogo

La actividad espeleológica debe ser realizada con cuidado y dentro de las habilidades y capacidades del espeleólogo

Un momento de descuido causado por la falta de cuidado o cansancio, puede arriesgar la vida de la persona y sus compañeros, además de causar daños a las formaciones, depósito de sedimentos de miles de años, así como afectar a la fauna cavernícola. Siempre hay que mirar antes de tocar. El líder del grupo debe siempre planificar el viaje de conformidad con las habilidades de los otros miembros del grupo con el fin de evitar poner en peligro la seguridad de los espeleólogos y de los recursos kársticos.

Las rutas recomendadas para evitar mayores impactos en la caverna, deben ser marcadas. Siga siempre las rutas demarcadas. Si existe duda no prosiga.

Protección de la vida silvestre cavernícola

Muchas criaturas viven en las cavernas. El ecosistema subterráneo es sumamente frágil por lo que el espeleólogo debe liderar los esfuerzos para su protección. En caso de que haya presencia de murciélagos, deberá guardarse el mayor silencio posible para no perturbarlos, debido a que estos mamíferos son sumamente sensibles al ruido.

No contaminación de la cueva

Nada de lo que ingrese a la caverna debe ser dejado en ella, excepto en casos de fuerza mayor. El espeleólogo debe contribuir además a la limpieza de los sitios kársticos mediante la recolección de basura, comida o cualquier otro desecho que se encuentre en la cueva o sus alrededores. El desecho del carburo es considerado por la legislación costarricense como peligroso por lo que deberá disponerse de conformidad con las directrices que emita el Director Ejecutivo Científico de la Asociación Anthros, en conjunto con el Comité Científico. En la medida de lo posible, los espeleólogos deberán utilizar sistemas eléctricos de iluminación, especialmente leds, o cualquier otra tecnología que disminuya la contaminación. El desecho de carburo y las baterías nunca deberán dejarse dentro de la caverna ni sus alrededores.

Respeto por objetos y sitios arqueológicos y paleontológicos

Las cavernas han sido utilizadas para diferentes fines en diversos pasajes de la historia del hombre, por lo que es posible encontrar importantes restos paleontológicos y arqueológicos. Es por ello que en caso de encontrar algún objeto de este tipo, el espeleólogo no deberá removerlo del lugar y deberá informar a las autoridades competentes para su estudio.

Contribución científica

El espeleólogo deberá contribuir con investigadores científicos cuando así se le requiera. En ocasiones para el estudio de ambiente subterráneo es necesario colocar equipo en el sitio, por lo que el espeleólogo deberá ayudar a su protección y conservación.

Educación y ejemplo

Una de las formas de trasmitir prácticas de conservación es por medio de la educación y mediante una conducta ejemplar. El espeleólogo tiene como responsabilidad social dar a conocer la función ecológica de las cavernas, su importancia para el hombre y la conducta que debe seguirse cuando se está en presencia de recursos kársticos.

No tocar ni dañar formaciones

La belleza de las formaciones invita a los visitantes a tocarlas. Este tipo de conducta debe ser evitada en todo momento debido a que se pueden ensuciar o causar algún tipo de fractura. Las formaciones no siempre están conformadas por bellos cristales, sino que pueden ser de barro, arena, roca, hielo y deben ser tratadas con el mismo respeto.

No tomar nada más que fotografías

Nada más que basura debe ser removido de la caverna. Formaciones quebradas u otros objetos geológicos incluido piedras deben ser dejados en el sitio. La fotografía juega un rol muy importante en la ciencia pues es el medio mediante el cual se logra sujetar una imagen en el papel, lo que permite divulgar las bondades de los recursos naturales subterráneos.

Previo al acceso debe cumplirse con los requisitos de ingreso

Las cavernas tienen diferentes reglas para obtener el acceso, según si se encuentran en propiedad privada o en áreas protegidas, y según del tipo de caverna que se trate y los elementos que en ella predominan. El líder del grupo debe asegurarse que el resto entienda y respete los lineamientos.

Respeto a las disposiciones de la naturaleza

En años pasados era frecuente que los espeleólogos utilizarán explosivos o técnicas de excavación para poder ingresar a cavernas o secciones de estas. Esta práctica es completamente reprochable porque altera el curso normal dispuesto por la naturaleza y puede tener impactos en el ecosistema, las formaciones y en las aguas.

Lema de conservación de las cavernas

“De la caverna no tomaras nada que no sean fotografías, no mataras nada excepto el tiempo y no dejaras nada sino tus huellas las cuales deben ser lo más imperceptible posible.?